fbpx

El Servicio Cántabro de Salud probará los test de antígenos en 500 personas esta semana

Pondrá en marcha un pilotaje para medir su efectividad comparada con la PCR y después se hará lo mismo con los nuevos test de saliva

El Servicio Cántabro de Salud probará los test de antígenos en 500 personas esta semana

Los famosos test de antígenos, con los que se aspira a ir reemplazando las pruebas PCR para ganar tiempo en el proceso diagnóstico, se empiezan a utilizar esta semana en Cantabria, aunque aún lo harán en fase de prueba. El Servicio Cántabro de Salud (SCS) tiene previsto poner en marcha esta semana un primer pilotaje para valorar si es tan fiable como la PCR. Teniendo en cuenta que se puede obtener el resultado en apenas treinta minutos, frente a las cinco horas que implica el proceso de laboratorio de la muestra nasofaríngea, «supone una buena alternativa para resolver los casos sospechosos, sobre todo como herramienta a disposición de los médicos y pediatras de Atención Primaria, que son los que manejan al grueso de los pacientes», destacan desde el SCS.

Pero antes de formalizar la compra, tanto de este como de otros tipos de test disponibles ya en el mercado, se quiere comprobar su efectividad y utilidad. Y por eso, a partir de esta semana se probará en 500 pacientes con síntomas compatibles con covid bien entre los que acudan a los servicios de urgencias de Valdecilla y Sierrallana o entre los ya hospitalizados. La idea es realizarles de forma simultánea la PCR y el test de antígenos para comparar los resultados, sin perder de vista que se considera sólo válido durante los primeros 5 días desde el inicio de los síntomas. Este tipo de test se hace a partir del frotis nasofaríngeo (el bastoncillo que se introduce por la nariz), igual que con la PCR convencional, así que requiere personal cualificado para tomar la muestra. La ventaja es lo rápido que se puede confirmar o descartar el diagnóstico.

Tipos de test

Test de antígeno: Sólo válido durante los primeros cinco días desde el inicio de síntomas. Resultado en 30 minutos. Muestra nasofaríngea.

Test de saliva: El proceso se realiza en laboratorio, como la PCR convencional, así que el tiempo en obtener el resultado es el mismo.

Test PCR múltiple: El SCS incorporará también un test PCR que permite diferenciar en la misma prueba si el paciente tiene covid, gripe o VRS.

Test serológico: A partir de análisis de sangre, determina si el paciente tiene anticuerpos IgG e IgM. Mide si queda infección o ha pasado.

Una vez realizada esta primera fase del pilotaje, el SCS tiene programada una segunda parte, que se realizará en otro medio millar de pacientes, esta vez ambulatorios (de los que pasan por el circuito de coroauto). El procedimiento es el mismo, doble test de forma simultánea (PCR y antígenos) y comparar los resultados, dado que «las evaluaciones realizadas en algunas comunidades no son coincidentes». De ahí que el grupo técnico de trabajo formado para decidir entre el catálogo de pruebas diagnósticas disponibles haya decidido este doble pilotaje.

Si se comprueba que funciona, el SCS planea utilizarlos tanto en el ámbito de los centros de salud y Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), como en el de las residencias de mayores y los hospitales. Aunque su uso también va a depender de la utilidad que se le dé finalmente a los test de saliva, otra de las pruebas en proceso de análisis. En este caso, el SCS también prevé un pilotaje, que se realizará a continuación del de antígenos con otros mil pacientes. Implica utilizar la misma técnica que la PCR convencional, es decir, la muestra tiene que pasar por el laboratorio y el diagnóstico se obtiene en el mismo tiempo, pero la gran ventaja es que basta una muestra de saliva para salir de dudas, con lo cual permite que el propio paciente lo haga por sí mismo (un mililitro de saliva en un bote).

Triple test en uno

Desde el SCS apuntan que es «ideal para hacer cribados poblacionales», como por ejemplo en caso de que el rastreo lleve a tener que testear un colegio o un término municipal, como se hizo en el brote de Villacarriedo mediante las PCR. Con los test de saliva, este tipo de dispositivos no requiere tantos recursos humanos. Si el pilotaje confirma sus virtudes permitiría sustituir la muestra nasofaríngea en muchos casos, incluidos los cribados periódicos a los profesionales sanitarios. Y, como utiliza los mismos reactivos de PCR que el frotis nasofaríngeo se verá beneficiado de otra de las novedades que va a incorporar el SCS: un análisis simultáneo de covid, gripe y virus respiratorio sincitial (VRS). Es decir, con una única muestra, ya sea de saliva u obtenida con un hisopo de la nariz se podrá despejar el diagnóstico de tres enfermedades diferentes, sin duda, la herramienta más útil de cara al invierno para el manejo de los pacientes con infecciones respiratorias, que serán la mayoría.

Fuente de información: https://www.eldiariomontanes.es/cantabria/servicio-cantabro-salud-20201102191454-ntvo.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *